QUIENES SOMOS

Quesos Romero nace durante las primeras décadas del s.XX (entre 1908-1910) como una auténtica industria artesanal y familiar, gracias que fue su titular en sus comienzos, D. Miguel Romero Casado (abuelo y bisabuelo de los actuales propietarios).

En aquel momento en España, la fabricación de queso era muy escasa, prácticamente nula, siendo los ganaderos los que lo fabricaban, y los propietarios de la industria lo comercializaban, ya que los ganaderos se negaban a vender la leche hasta años después.

En 1939, los hermanos Antonio y Miguel Romero Sánchez, se pusieron al frente del negocio familiar, desempeñando la misma labor que su padre hasta el año 1948, fecha en la que D. Miguel Romero se queda como único propietario de la empresa, comenzando este a fabricar el queso.

Desde sus inicios, la elaboración fue constante, a base de leche de oveja únicamente, lo que originó una calidad extra y un prestigió que consiguió obtener una evolución favorable para la empresa en el transcurso de los años, de tal forma que la demanda era tan amplia que faltaba materia prima para su fabricación. Esta actualmente se subsana con la cría de ganadería propia, sumada a la compra de leche de ganaderos de la comarca de Ocaña, con recogida a diario.

La empresa basó su producción en queso de oveja curado y madurado en aceite de oliva, siendo pioneros en España en fabricar este tipo de queso, considerándose como excepcional y no habitual, a ello se debe su excelente calidad y su éxito comercial.

Por otro lado la administración se hizo eco de la calidad de los productos de esta industria y así el Instituto Nacional de Denominación de Origen, dependiente del Ministerio de Agricultura remitió un escrito al actual titular, en septiembre de 1973, en el que agradece la valiosa ayuda y colaboración de D. Miguel Romero Sánchez, por su contribución a obtener una calidad que permite definir el auténtico queso manchego.

Durante los años sucesivos se añadieron elementos mecánicos que les permitieron incrementar su producción, sin variar su calidad y continuando con la fabricación de nuestro producto de forma artesanal en un ambiente de trabajo familiar.

La empresa continuó con su labor, en manos de la familia Romero, desarrollando su labor los hijos del propietario que trabajaron en el negocio desde niños (Antonio y Miguel). En 1985 la empresa comienza a llamarse Hijos de Miguel Romero C.B.

La empresa estaba ubicada en Ocaña en la calle Mayor del Villar número 10, donde Miguel Romero Sánchez tenía su domicilio, pero debido a su amplia demanda, sus hijos D. Antonio y D. Miguel Romero Sancho, en el año 1999, deciden crear una nueva fábrica, con mayores instalaciones y la sitúan en la calle Cardenal Reig número 17 de la misma localidad, ya que la superficie es más grande, pero sin perder la calidad ni la fabricación artesana.

Al tratarse de una empresa familiar, en ella desempeñan su labor los hijos de D. Antonio que son (Antonio, Justo Manuel y Miguel Romero Gómez-Monedero) vinculados a la empresa desde niños, siendo la cuarta generación dedicada a este maravilloso mundo del queso.